Home » Ánimo » Tesoro en Vasijas de Barro

Tesoro en Vasijas de Barro

El Arte de la RestauracionEl arte de Kintsugi (en japonés “carpintería de oro”), es el arte tradicional de la restauración. Es una práctica en Japón, donde restauran con oro objetos agrietados o rotos de cerámica, cristal, porcelana u otros materiales como el bambú, agrandando la fractura y dejando la pieza aún más hermosa de lo que empezó.

La idea detrás de esto no es ocultar la fealdad del daño y el quebrantamiento, en lugar de ello, se utiliza el oro en la pieza para hacerla brillar, iluminar y lucir la restauración y restitución. De este modo, la pieza gana valor y belleza a pesar del daño sufrido. El proceso es lento, lleva tiempo y paciencia, de ahí que sea caro. Y al final del proceso la pieza es aún más hermosa y valiosa al haber sido rota y restaurada.

Qué asombroso que la obra de Dios es como esto, ¡pero mucho más profundo! Cuando nosotros estamos dañados, con el corazón hecho pedazos, el alma rota y el espíritu quebrantado, y Cristo nos restaura, entonces somos realmente hermosos porque reflejamos Su gloria y excelencia. Esto demuestra que realmente Él es el maravilloso Creador, Gran Médico y Alfarero, nuestro restaurador y restituidor, al tomar algo tan estropeado y repararlo. ¡Esto le trae gloria a Él!

Esta es mi oración para cualquiera que se ha roto: Que confiemos fielmente en Dios y Su bondad, mientras Él en Su bondad y perfecta maestría artística nos toma en Sus manos y nos restaura a la belleza original que Él planeó desde el principio, pues Él sabe lo que está haciendo, Él es el experto, Él sabe el final desde el principio. Estoy segura de que Dios, quien comenzó la buena obra en nosotros, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.

Con Su mirada experta Dios ve que todo aquello que en nosotros está roto y débil puede resplandecer extraordinariamente para darle gloria y honor a nuestro Hacedor.

En lugar de centrarnos en las grietas, las heridas y los dolores como algo que avergüenza y afea, ¿por qué no utilizarlos como una oportunidad para brillar, resplandecer y glorificar a Dios?

“Pues Dios, quien dijo: «Que haya luz en la oscuridad», hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo.
Ahora tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.” {2Corintios 4:6-7}

“Levántate, resplandece, porque ha llegado tu luz Y la gloria del Señor ha amanecido sobre ti.” {Isaías 60:1}

“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.” {Jeremías 29:11}

“Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.” {Filipenses 1:6}

Levantate y Resplandece

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s